Para alimentarnos sanamente en el mundo actual, no sólo basta con incluir alimentos de los 3 grupos (hidratos de carbono, proteínas y grasas), comer suficientes frutas y verduras, beber agua simple y hacer ejercicio. En la actualidad, es fundamental poner atención sobre el origen de nuestros alimentos, la forma y condiciones en que fueron cultivados y el impacto  que le puedan causar al medio ambiente.

La Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU), celebra el 5 de junio el “Día mundial del medio ambiente” (DMMA) y el objetivo principal es impulsar a la acción y sensibilización por el medio ambiente; en referencia al número de habitantes en la Tierra, el eslogan de este año es “Siete mil millones de sueños, un sólo planeta, consume con moderación”.

Con la población total en crecimiento constante, nuestro planeta está pagando las consecuencias, para el año 2050 se estima que la población mundial será de 9.6 mil millones de personas y si pretendemos seguirnos dando el estilo de vida que nos damos en la actualidad, para ese entonces vamos a necesitar 3 planetas para poder satisfacer nuestras demandas. WHAT? Así es, el panorama es desolador.

Pero no todo está perdido, si sigues los consejos que aquí te presento, podrás disminuir tu huella de carbono, contribuir al cuidado del planeta, detener el cambio climático y hasta ¡MEJORAR TU SALUD!

TOMA NOTA Y PRACTICA LOS SIGUIENTES 4 CONSEJOS PARA ALIMENTARTE TODOS LOS DÍAS:

  • Rellena tu botella de agua: México ocupa el deshonroso primer lugar lugar mundial en consumo de agua embotellada por persona, con 255 litros por persona al año, ¿te imaginas la cantidad de plástico que desechamos cada día proveniente de estas botellas?. ¡No esperes más! Invierte en una botella de calidad y rellénala a lo largo del día.
  • Incorpora en tu alimentación el LUNES SIN CARNE: ¿Sabías que se requieren 25 kilos de alimento y 1,817 litros de agua para que los animales nos aporten 1 kilo de carne? Así es, los números son correctos, practicando el lunes sin carne ahorrarás más agua que dejándote de bañar un día a la semana por un año completo.
  • Cultiva alimentos en tu huerto casero: Nuestras técnicas actuales de agricultura son completamente dependientes de los fertilizantes sintetizados químicamente y de los pesticidas, éstos son absorbidos por los cultivos, por los suelos, por el agua y ¡POR NOSOTROS MISMOS! Un huerto en casa, aparte de disminuir nuestra exposición a estas sustancias, es una excelente manera de pasar tiempo en familia. Aprende más sobre huertos urbanos en nuestro proyecto: “Plantando verduras en el piso 11”.
  • Compra local: Comprando productos locales no sólo ayudas a la economía de tu comunidad, también disminuyes la contaminación producida por los empaques; los productos que se venden el mercados locales y tianguis, generalmente provienen de zonas cercanas y por lo tanto la cantidad de gasolina y recursos para transportarlos disminuye considerablemente.
Lorena Casillas es Licenciada en Nutrición por la UAEMex y MBA por Hult International Business School. Cuenta con más de 10 años de experiencia y actualmente colabora en el área innovación en salud para Startup Next, una iniciativa de Google para emprendedores.

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te gustó?

¡Ayúdanos a compartirlo!