Los antioxidantes son un sistema de defensa que nuestro usa cuerpo para luchar contra daños tanto externos como internos, como su nombre lo dice impiden la oxidación de  células y tejidos. Los niveles de antioxidantes pueden ser regulados por diversos factores tales como enfermedades y estilo de vida, por ejemplo, una alimentación con un alto contenido de antioxidantes se ha relacionado con menor incidencia de cáncer.

Las evidencias indican que estas pequeñas moléculas pueden favorecer la inhibición del crecimiento de células tumorales «in vitro», es decir bajo condiciones experimentales de laboratorio, pero existen también una gran variedad de estudios que confirman diferentes efectos positivos.

Te presentamos nuestro top 6 de los alimentos ricos en antioxidantes y algunos de sus efectos positivos:


1. Manzana:  No solo es rica en fibra (2,6 g/1 manzana mediana) también posee una gran  concentración de antioxidantes sobre todo el la parte más cercana a la cáscara.

2. Canela: Esta especia milenaria no solo mejora el sabor de bebidas y cereales, tiene un gran poder antioxidante y es capaz de activar algunas enzimas que aceleran el metabolismo de las grasas

3. Orégano: Esta especia mexicana por excelencia se encuentra en la top list con una gran concentración de antioxidantes además presenta propiedades antibacteriales en la conservación de alimentos.

4. Arándanos: Otra de las frutas que en condiciones experimentales son capaces de inhibir el crecimiento de células cancerígenas, al igual que la manzana son una excelente fuente de fibra (2 g/100g), también son fuente de calcio (78 mg/100g) y aportan una cantidad discreta de calorias (25 kcal/100g) por lo que son una excelente opción para personas que buscan perder peso. Otro efecto de esta pequeña fruta fue encontrado en un estudio reciente: Consumir  2 tazas de arándanos congelados diariamente por 6 semanas mejoró la función motora en adultos mayores de 60 años.

5. Espinacas: Una de nuestras verduras favoritas por las mismas razones que los arándanos. Es importante consumirlas con una fuente de vitamina C en la misma comida (limón, naranja, pimientos, guayaba) ya que de esta manera aumenta la absorción del hierro que aportan. Sus efectos son más evidentes cuando se consumen crudas, por lo que se pueden agregar a tus ensaladas o sándwich.

6. Aceite de oliva: El aceite vegetal por excelencia así como el más estudiado y no terminaríamos de enlistar todos los beneficios reportados, entre ellos se encuentran: prevención de enfermedades cardiovasculares e ictus con el consumo de 25 g al día (equivalentes a 2 cucharadas y media). Posee una gran cantidad de antioxidantes y precursores de la vitamina A (36µg /100g)  y vitamina E ( 22 mg /100g). Muchos estudios, de hecho, sugieren que los polifenoles, no solo presentan  acción antioxidante, sino también pueden inhibir algunas enzimas del intestino y disminuir la absorción de hidratos de carbono o  influir  en la  microbiota intestinal y tener efectos positivos en el sistema inmune.

 Como profesionales de la salud creemos que la prevención es la mejor medicina, por lo que te sugerimos incluir alimentos ricos en antioxidantes en cada una de tus comidas para que comiences cuanto antes tu proceso de prevención, porque la salud comienza en tu plato.

Abril González cuenta cuenta con más de 10 años de experiencia profesional donde ha destacado por su excelencia académica. Es Licenciada en Nutrición por la UAEMex, Maestra en Ciencias Fisiológicas por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y recientemente concluyó su Doctorado en Biología Vascular e Hipertensión en la Universidad de Padua Italia.

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te gustó?

¡Ayúdanos a compartirlo!