La tecnología y la salud son el común denominador del mundo actual. De acuerdo con el Wall Street Journal en tan solo un año Google paso de invertir el 8% de su presupuesto destinado para nuevas empresas a un 36% solo para el área de cuidado de la salud (425 MDD aproximadamente) siendo este rubro el que recibe la mayor cantidad de recursos hoy en día.

Por otro lado el gigante Apple no se queda atrás y también apuesta por la salud, como todos ya sabemos uno de los grandes lanzamientos incluidos en el iOS 8 fue la sección de salud personalizada “HealthKit” que mediante el uso de apps desarrolladas por Apple y por terceros colecta información y proporciona reportes individualizados sobre nuestra actividad física, nutrición, alimentación, sueño, medidas corporales, signos vitales, entre muchas más.

iWatchEn la cima de todo esto Apple lanzó el Apple Watch, el cual es el dispositivo más personal que la firma ha desarrollado. Pero el Apple Watch no es el único en la batalla, Google también esta en la pelea, la línea Android cuenta con dispositivos desarrollados por LG, Motorola y Sony. También existen compañías más nuevas, las cuales están creciendo a un ritmo constante, el ejemplo más exitoso es la firma Pebble que en 2012 lanzó una campaña de crowdsourcing en la plataforma Kickstarter y hasta le fecha ha reunido más 20 MDD, Pebble hoy en día ofrece dispositivos similares a precios mucho más accesibles y ha vendido más de 1,000,000 de unidades alrededor del mundo.

¿De qué nos sirve saber todo esto para mejorar nuestra salud?

¿Cuál es la utilidad de esta información?

Lo que nos permite obtener información y avances en el área de la salud es la investigación médica, esta se basa en la realización de estudios y en la información obtenida de estos.

Los métodos de investigación médica no han cambiado mucho a lo largo de los años, los investigadores hacen grandes esfuerzos para atraer personas interesadas en formar parte de su estudios, lo más importante de estos es obtener información cuantitativa.

La Dra. Kathryn Schmitz, una investigadora en el área de epidemiología clínica y cáncer expone que a lo largo de su carrera médica ha enviado más de 60,000 invitaciones para participar en sus investigaciones, de las cuales solo 305 personas han participado en sus estudios. Por estas razones la recolección de información mediante dispositivos como los smartphones y los smartwatches es fundamental para la salud.

Esto permitirá a los investigadores tener acceso a una base de datos de millones de usuarios que colectan su información diariamente y les permitirá las desarrollar las herramientas necesarias para la conducción de estudios clínicos mucho más exactos ya que serán capaces de recolectar información cada segundo y no cada 3 meses como anteriormente pasaba. Se estima que para el año 2018 en el mundo habrá más de 2.56 mil millones de usuarios de smartphones que abastecerán a la base de datos.

Si creías que tu smartphone solo sirve para leer tu email o checar tu Facebook ahora ya sabes que también puedes contribuir en la batalla en contra de enfermedades como el cáncer, el Alzheimer, la obesidad y más.

Poner en las manos de los pacientes las soluciones del futuro de la medicina representa una evolución radical en el futuro de la salud en el mundo digital.

Lorena Casillas es Licenciada en Nutrición por la UAEMex y MBA por Hult International Business School. Cuenta con más de 10 años de experiencia y actualmente colabora en el área innovación en para Startup Next, una iniciativa de Google para emprendedores.

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te gustó?

¡Ayúdanos a compartirlo!