Existe una gran difusión del uso del agua tibia con limón en ayunas, pero, ¿es realmente cierto?, ¿cuáles son las ventajas de tomar agua con limón por las mañanas o por las tardes?

Empecemos con  los beneficios del jugo de limón:

  • Aporta una cantidad importante de vitamina C, que ayuda a tener buenas defensas y a mantener dientes y encías sanos.
  • Es rico en potasio por lo que tiene un efecto diurético y te ayuda a ir al baño además controla tu presión arterial.
  • El jugo de limón es bajo en calorías (6 calorías en 100 ml), así que cambiar 1 vaso de jugo envasado por agua tibia de limón te puede ayudar a ahorrar hasta 150 calorías en tu desayuno.

Además…

  • En general los líquidos “tibios“ favorecen el movimiento intestinal, lo que te facilitará “ir al baño“;  resulta más agradable cuando le agregas ese saborcito ácido del limón al agua ya que es más fácil tomarla.
  • La  gran fama del  jugo de limón se debe al gran poder antioxidante que presenta, es decir es capaz de remover  grandes cantidades de radicales libres de tu cuerpo, por lo que consumirlo  por la mañana te ayudaría a eliminar los radicales libres que se forman desde la respiración hasta la contracción del corazón y la circulación durante toda la noche. Otro ejemplo, es el jugo de mandarina que también es rico en antioxidantes, en un estudio in vitro se demostró que puede detener el crecimiento de células cancerígenas, en general los estudios demuestran que los jugos de fruta naturales consumidos en cantidades moderadas mejoran tu salud y no afectan tu peso.
  • El jugo de limón no es “quema grasa“, la única opción para  utilizar las reservas de grasa de nuestro organismo y así eliminar los kilos de más es la actividad física por más de 20 minutos cómo parte de un estilo de vida saludable, es decir, no se puede otorgar a un solo alimento el poder de eliminar grasa de nuestro cuerpo.
  • No hay evidencia científica de que el agua de limón desintoxique tu cuerpo. El hígado y los riñones cumplen esa función.

Te recomiendo iniciar tu día con alimentos ricos en antioxidantes para eliminar los radicales libres que se forman durante la noche, puedes incluir agua de limón (a excepción de las personas que padecen reflujo), frutas como naranja, manzana, blueberries, fresas, papaya etc. Si te gusta un desayuno salado incluye verduras como espinacas, nopales o col rizada. Y si en la mañana de plano “no te da tiempo“ evita salir sin desayunar, es mejor optar por un licuado o smoothie donde puedes incluir frutas y verduras de todo tipo, en un solo vaso.  Por otra parte el efecto de los antioxidantes dura pocas horas  por lo que en cada comida los debes recargar, así que un agua de limón a la hora de la comida principal no esta de más.

Abril González cuenta con más de 10 años de experiencia profesional donde ha destacado por su excelencia académica. Es Licenciada en Nutrición por la UAEMex, Maestra en Ciencias Fisiológicas por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y recientemente concluyó su Doctorado en Biología Vascular e Hipertensión en la Universidad de Padua Italia.

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te gustó?

¡Ayúdanos a compartirlo!