La cocina  tradicional mexicana fue declarada en el 2010 por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como: patrimonio cultural inmaterial de la humanidad  confirmando así la autenticidad y tradición de nuestra gastronomía.

Pero, ¿sabes si nuestra cocina es saludable? o ¿qué nutrimentos o sustancias benéficas nos brinda al preparar por ejemplo unos deliciosos tacos para la comida o la cena?

En este artículo te presento las evidencias científicas y la información nutrimental detrás de este delicioso manjar.

Base:

Obviamente la base de nuestro platillo son las tortillas de harina de maíz, de preferencia hechas a mano ya sean moradas o blancas, ya que contienen una gran cantidad de fibra y calcio. El consumo de maíz y su procesamiento tradicional o nixtamalización es capaz de disminuir el número de casos de cáncer de colón; a pesar de que son datos experimentales en roedores, los resultados de este estudio mexicano son muy prometedores.

Si no tienes esta opción, usa tortillas de tortillería, más adelante te daré un tip para adicionarlas con  fibra.

Relleno de verdura:

Para asegurar un consumo adecuado de fibra y antioxidantes que te ayuden a proteger tu corazón y tu intestino te recomiendo el uso de verduras crudas y de estación, por ejemplo:

  • Rabanitos, ricos en yodo y antioxidantes que ayudan al buen funcionamiento de la tiroides y del metabolismo.
  • Col morada en tiritas, rica en fibra, antioxidantes como la quercetina, con propiedades anti inflamatorias yprotectivas para el corazón.
  • Zanahoria rallada, rica en  fibra y vitamina A que ayuda a la visión y la piel.
  • Lechuga en tiritas, aporta una gran cantidad de fitocompuestos, entre ellos los lignanos, con propiedadades anticancerigenas ya que ayudan a mantener tu intestino en perfecta forma.
  • Espinacas crudas y acelgas, fuente de hierro, calcio y magnesio, minerales indispensables para los huesos y la formación de glóbulos rojos.
  • Recuerda que la verduras también se pueden consumir en guisados acompañando a la proteínas (ver más adelante) lo importante es que las cocines por poco tiempo para evitar la pérdida excesiva de nutrimentos.

Relleno de proteínas:

Prefiere proteínas de origen vegetal como leguminosas (frijoles, habas, garbanzos, alubias) que te ofrecen una importante cantidad de antioxidantes, fibra y minerales como magnesio y potasio, lo más importante es que al combinarlos con la tortilla se forma una proteína completa muy parecida a la de la carne.

Por otro lado si eliges carne, te sugiero de preferencia el consumo de pescado (trucha, atún, salmón, etc.), ocasionalmente el consumo pollo (de granja) y carnes rojas con poca cantidad de grasa, evitando  lo más posible carnes fritas o empanizadas.

Salsa:

Roja, verde, de molcajete, pico de gallo, todas fuentes de vitaminas, antioxidantes, licopeno y otras sustancias benéficas derivadas de las verduras, ajo y  cebolla que son en grado de retardar el crecimiento de células cancerígenas en experimentos «in vitro», así como también presentan propiedades antibióticas que fortalecen las defensas y ayudan a prevenir la formación de trombos que obstaculizan la circulación.

Grasas buenas:

Agregar aguacate, guacamole, semillas de chía te asegura un consumo adecuado de grasas buenas que harán funcionar bien tu corazón y no bloquearán tus arterias.

Con todos estos beneficios… ¿Qué se antoja para comida o la cena?

TIP para agregar fibra a tu taquito: Si al momento de preparar tus comidas cuentas solamente con tortillas de tortillería, puedes adicionar fibra no solo con los ingredientes que ya te presentamos sino que puedes agregar 1/4  de cucharadita de chía o ajonjolí o ½ cucharadita de semillas de girasol o 1 cucharadita de semillas de calabaza, así también agregarás minerales como el potasio (que ayuda a la circulación) y grasas buenas como los omega 3 (que ayudan al funcionamiento de las arteria y el corazón).

Abril González cuenta  con más de 10 años de experiencia profesional donde ha destacado por su excelencia académica. Es Licenciada en Nutrición por la UAEMex, Maestra en Ciencias Fisiológicas por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y recientemente concluyó su Doctorado en Biología Vascular e Hipertensión en la Universidad de Padua Italia.

Pin It on Pinterest

Share This

¿Te gustó?

¡Ayúdanos a compartirlo!